Esto es desesperante, ¿por qué no hay guionistas en este país?

Si al menos conociese a algún director…

Necesito una buena historia

Estas frases tan dramáticas y contundentes son reales, han sido extraídas de mi día a día como productora en los últimos años. Productores, guionistas aplicados y sobretodo, directores noveles, se quejaban con muecas desolé de que no podían ejercer su demandante vocación por falta de historias o persona que les diera vida.

Yo escuchaba pacientemente y pensaba “hay que montar un evento a lo speed-dating ya para que se conozcan”.

Andrea G. Giannone debió escuchar lo mismo pero pensó más allá y a lo grande, y montó The Filmarket Hub, el primer mercado cinematográfico & audiovisual online.

The Filmarket Hub

Mi primer encuentro con Andrea G. Giannone (Venezuela, 1985) fue por casualidad, en una cena con estudiantes. Ella formaba parte del grupo de latinos que había venido a estudiar Desarrollo de Proyectos y Márketing a la ESCAC. Mi primera impresión fue de conocer un ciclón, no una chica. Un torbellino de ideas brillantes de producción, de energía y sobretodo, de buenas vibraciones. Me habló con humildad sobre que quería conectar proyectos con marcas, de fondos de inversión y de películas.

Yo pensé “uau, cómo suben las siguientes generaciones”. Pero el caso es que no subían, si no que ya estaban aquí, listas para intentar cambiar el mundo.

Andrea, ¿pensabas en ser productora “al uso” y te ha sorprendido este giro a emprendedora del sector cinematográfico, o es más bien similar?

Desde muy pequeña me gustó el audiovisual. La primera película que tengo conciencia es “Labyrinth” y creo que fue en ese momento que decidí que yo formaría parte de este mundo.

Después pasé por diversas fases; al principio quería ser artista pero antes de entrar a la universidad cambié de opinión; me gustaban las historias. En el bus, en mis tiempos libres; en clases, me la pasaba creando argumentos en mi cabeza por lo que pensé que ser guionista era lo mío. Sin embargo, durante los 4 años de la carrera, fui conociendo mejor la profesión, me fui conociendo mejor a mi misma y descubrí que en verdad lo que me apasionaba era la producción creativa. Mi manera de pensar, de entender las cosas y de trabajar me dicen que está en mi naturaleza ser productora.

¿Qué es esto de la producción creativa?

Sobre la producción creativa, pues no sabría exactamente definírtelo.

A mi me gusta participar activamente en la construcción de la idea, del argumento y trabajar en equipo con el guionista que es realmente el que escribe la pelicula, ¿me explico?

De pronto es aquel que participa en las tres fases del desarrollo de proyecto: en la idea, la busqueda de talento y financiación.

¿Qué cine te gusta ver?

Pues si te soy honesta me gusta de todo; simplemente me tiene que emocionar, que allí está lo complicado. Pero en general el cine que me gusta ver es el que me hace disfrutar.

Veo muchísimo cine asiático, sobre todo el Surcoreano, tienen cosas increíbles allí como “Encontré al Diablo”, “Mother”, “El hombre sin Pasado”, “My P.S. Partner”, y así. Los admiro mucho y me enseñan cosas nuevas cada vez que veo algo.

¿Cómo y dónde surgió la idea de hacer Filmarket Hub? ¿Qué necesidades descubriste que se necesitaban suplir?

Todo comenzó hace un año y medio, cuando el Gobierno, por primera vez, anunciaba que reduciría el presupuesto anual de las ayudas al cine. El Secretario de Cultura, utilizó dos palabras que desde entonces llevo en mi cabeza y que me hicieron reflexionar sobre mi situación, la situación del cine y con ello mi futuro; que se estaba viendo comprometido y no estaba dispuesta a que eso pasara.

Según él, el cine había sido hasta la fecha un negocio inviable y por lo tanto insostenible. Y esto, a mi entender me parecía un completo absurdo. El cine desde siempre ha sido una gran negocio; así lo ha demostrado Hollywood creando una rentabilidad asombrosa desde hace años; Colombia que surge ahora como la nueva meca del cine en Latinoamérica gracias a la inversión privada o Corea del Sur, que en menos de 10 años, han creado la industria del cine más rentable de toda Asia siendo un país que sólo supera en habitantes a España por 3 millones y algo.

O sea, que algo estábamos haciendo mal; por lo que empecé a investigar.

A los pocos mese me surgió la idea del Filmarket Hub. Buscaba una solución y terminé creando una herramienta que funciona como el primer mercado cinematográfico online y que no sólo será para España sino también para el resto de países.

El Filmarket Hub consiguirá al mismo tiempo el involucrar a la inversión privada en la industria. Democratizar el sistema y ofrecer las mismas oportunidades a todo el mundo. Aumentar la oferta de trabajo y crear los productos audiovisuales que el público español está demandando.

¿Cómo (o con quién) desarrollaste el proyecto? ¿Cuánto tardaste?

Como te comentaba la idea me surgió más o menos hace un año y medio, pero que me puedo dedicar al 100%, hace cinco meses.  Actualmente tengo la fortuna de poder seguir desarrollándola con un equipo de jóvenes emprendedores como yo que se han sumado porque creen en el proyecto y el potencial que tiene el Filmarket hub. Marc Agües, encargado de todo el marketing y operaciones de la plataforma; Iñaki Juaristi, ingeniero de telecomunicaciones y productor ejecutivo; que se centra única y exclusivamente a los mercados online y el algoritmo; y Kilian Gort, el chico de las finanzas que pone orden y estructura a la empresa.

¿En qué fase estáis? porque la web está en Beta ¿verdad?

Estamos en la versión Beta. Como te decía el proyecto tiene una gran dimensión; estamos creando el primer mercado cinematográfico online lo que no es fácil, por lo que la tenemos que crear en dos fases:

En primer lugar; sacaremos online la red social de profesionales para crear la comunidad necesaria que haga que los mercados se puedan mover por si solos.

En segundo lugar sacaremos los dos mercados cinematográficos online el Filmbox y el Filmxchange. El Filmbox cubrirá la parte de creativo a productor y el Filmxchange del productor al inversor.

¿Quién filtrará los proyectos y hará de “celestina” entre el creativo y el productor? ¿O será el mismo algoritmo del software quién los junte a partir de palabras clave? Creo que ese puede ser un punto crucial para el proyecto.

Lo hace el algoritmo que hemos creado. El Filmarket Hub cuenta con un control de calidad estricto para poder entrar a los mercados y se centrará en los aspectos de producción de cada proyecto audiovisual. No te puedo decir con detalle cómo funciona porque allí está el secreto del éxito de la herramienta, pero lo que sí te puedo decir es que el funcionamiento del software consiste en 4 fases:

1.- Estudia al detalle el proyecto.

2.- Lo traduce en un valor numérico.

3.- Lo introduce en el mercado online correspondiente.

4.- Le hace un seguimiento al desarrollo del proyecto.

Por lo que al estar trabajando con valores numéricos el proyecto audiovisual se mantiene protegido en todo momento. Los productores e inversores solo verán números y porcentajes y si algún proyecto les resulta atractivo podrán hacer el matching con el responsable del proyecto a través de la plataforma.

Interesante sistema. Algo democrático tratándose del show business.

Supongo que de todos modos haréis algún evento offline (en directo, cara a cara) para que se conozcan estos tres agentes tan importantes en una producción ¿no?

Claro, no podemos olvidar que estamos trabajando con ideas creativas.

El inversor y el productor tienen que conocer a los creativos responsables que están detrás de esos números que se muestran en los mercados. Piensa que hasta el momento, lo único que el sistema les permite ver son números que le ofrecen un porcentaje de éxito y rentabilidad que tendrá el proyecto una vez que sea estrenado en el mercado, no los aspectos creativos que se ocultan por temas de seguridad y protección intelectual.

Y es justo en ese momento donde acaba la función de esta plataforma. Nosotros no somos más que los intermediarios entre los que venden un proyecto audiovisual y los que están interesados en comprar dicho proyecto.

¿Te basaste en algún modelo de negocio similar conocido?

Sí, en el Sur Coreano. Al igual que España, ese país vivió una crisis económica tremenda a finales de los 90 y casi se quedan sin nada. Para salir de ese momento tan oscuro, se encontraron con la necesidad de conseguir reconocimiento en el mundo y aparecer en el mapa, además de corregir la imagen que se tenía de su país que no era nada positiva.

La estrategia del Gobierno consistió en crear el movimiento Hallyu (la ola coreana) con el fin de aumentar su poder blando y diplomático en el resto del mundo. Apoyando la cultura, comenzaron a exportar una imagen y marca del país que, gracias a la ficción de la televisión, las películas surcoreanas, y la posterior incorporación de la industria musical, el país logró generar en el 2012 exportaciones por un valor de 2 mil millones de dólares. Y no sólo eso, en 10 años este auge cultural ha hecho que más personas quieran visitar Corea del Sur. El número de estudiantes extranjeros ha aumentado considerablemente y el año pasado el país batió su propio record de visitas turísticas. Pero lo más impresionante, es que no sólo ha afectado a estos sectores, también aumentaron a nivel general las exportaciones de productos industriales al resto del mundo. Cosas así son las que puede generar una buena gestión de la cultura.

¡El Cine es un gran Relaciones Públicas también!

Sí. Y al igual que el Gobierno,las grandes marcas entendieron el  poder que tiene el material audiovisual en el mercado y la rentabilidad que se puede obtener de allí. Hoy por hoy la gran industria cinematográfica coreana está creada gracias a empresas como Samsung, LG, que apostaron por su industria y que crecen exponencialmente alrededor del mundo junto con su cine. El Gobierno surcoreano, destina una media de 30 millones de dólares a la industria cinematográfica y  produce unas 200 películas al año. Pero lo curioso, es que más del 50% de ese porcentaje se destinan a las casi 100 escuelas de cine que han aparecido en los últimos años y el resto a la producción.

La reflexión que nos tiene que quedar a nosotros es que aquí se destinaban muchísimo más de 60 millones de euros a la industria del cine y de las 140 películas que se producían muy pocas llegaban al cine. No digo que se deban eliminar las subvenciones; al contrario, creo que debemos hacer un fuerte trabajo de autocrítica, aprender de nuestros errores y comenzar hacer las cosas bien. Por eso cree el Filmarket Hub, para hacer una equilibrada combinación entre el modelo subvencionado europeo con el modelo anglosajón de Hollywood, com lo hizo Corea del Sur en su momento.